Adiós.

Ya no sé como vivirte sin que me duelas. Lo siento…

 

…ese es el problema.

 

 

Anuncios

Hablando de Soledad

Me encuentro sumergida en este momento, donde la soledad es necesaria pero nunca bienvenida. Aquí, en este desmayar de contratiempos, en este va y ven de noches y días me encuentro atada a la hora gris del intermedio. Sí, son solo 24 horas pero siempre hemos vivido mucho más que eso…

-N.M.

DSCN1002pro2j