A falta de Pan un Desfibrilador

De nuevo parados en nuestras nadas. Haciendo lo que se nos place, yo, tratando de hablar con la boca cerrada y tu, haciendo sonidos con la boca abierta.

Yo, tratando de encontrarte en tus silencios y tu gritando para poder escuchar tu propia voz. Yo, buscando la calidez de tu mano mientras tu te acoges al calor de tus bolsillos. Yo queriendo poder entrar y tu has cerrado tus puertas sabiendo que no abren desde adentro…

Qué se supone que haga cuando la llave no sirve, cuando la mano está cerrada, cuando el corazón se detiene para pensar… qué se supone que haga cuando no soy de las que se rinden por que las cosas no salgan como se suponen por que a veces lo que se supone que sea no es lo que debe ser y lo que es no es lo que se supone que sea.

Por eso existen los martillos, tengo manos fuertes y ando siempre con un desfibrilador.

-Natalia Sangre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s